Inicio > Peliculas > Delicatessen (1991)

Delicatessen (1991)

Viernes, 23 de diciembre de 2011 Dejar un comentario Ir a comentarios


Durante mis veintinueve años de vida me tocó, para bien o para mal, mudarme mucho. De chico cada mudanza representaba amigos nuevos y misterios nuevos: alguna casa abandonada, algún baldío, algún monte para construir casas con altas probabilidades de derrumbe, alguna vecina veterana media exhibicionista, algún drug dealer que venda de la buena (no es cuestión de venderle basura a un niño) y demás. Ya de grande era otra cosa; la mudanza era ayudar a levantar y arrastrar (principalmente arrastrar) muebles, limpiar, pintar y sobre todo tener la esperanza de dar con una o varias vecinas lindas y jovenes, o cuantimenos macanudas, que me abran sus puertas o con suerte otras cosas. Generalmente sólo me atendían desde la vereda y a lo sumo me cebaban unos mates en el cordón, ya medio lavados como para que me vaya yendo.
En mi itinerante vida domiciliaria me toco una casa que estaba sobre una estrecha cortada, con las casas de enfrente tan cerca que salías y te chocabas al vecino, o al menos podías olerlo y saber si había bañado y con que jabón. Ahí tuve que conocer a los otros a la fuerza y me enteré o lo enterarón de todos los chusmeríos y también, de paso, me hacían participe de esos chusmeríos: que este se droga, que aquel se la come, que aquella engaña al marido, que vos que onda con la rubiecita de la esquina, que mi hermano ve gente muerta que le dice guargandas y cantitos de cancha, que me puedo colgar de tu cable, que me puedo colgar de tu electricidad… y así todo el peor sentido de la palabra comunidad resumida en cien metros o menos. Sin embargo, a pesar de esto, había un costado bueno que tapaba lo anterior y era que, si uno se integraba, toda ayuda solicitada sería respondida en tiempo y forma por tus queridos vecinos… el problema era cuando alguien no se integraba, no encajaba… de lo cual no puedo decir mucho, mejor dicho nada, porque los que no encajaban tampoco duraban… dejaban el barrio muy rápido… se iban… desaparecían… se esfumaban… pero sus pertenencias quedaban… Particular.


Hola, vengo por el alquiler.
¡Delicatessen! ¡Por favor que obra maestra del cine contemporaneo! ¿De qué trata? Y la verdad no debería contarte mucho, la tendrías que ver por obligación si te hacés llamar un cinéfilo, pero igual masomenos te digo: un flaco que labura en un circo se muda a un departamento apartado de todo (al menos esa idea da el filme) habitado por gente muuuuy particular y cuyo propietario es un carnicero aun más particular.

Diálogo. Así se solucionan los problemas entre vecinos.

Vos tocá el chelo que yo te acompaño con el serrucho.

Excelente guión, excelente fotografía, excelentes actuaciones, excelentes diálogos, ¡excelente! Puro Jean-Pierre Jeunet. No puede ni debe faltar en la devederip-teca

Saludos.
Película:

http://www.megaupload.com/?d=6PKQDY2Y

Subtítulos:

http://www.megaupload.com/?d=11HTC21V

VN:F
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F
Rating: 0 (from 0 votes)

  1. Sin comentarios aún.


− 2 = dos