Inicio > Peliculas > La Guerra de los mundos

La Guerra de los mundos

Martes, 5 de junio de 2012 Dejar un comentario Ir a comentarios



Es la noche del 30 de Octubre de 1938 y esta es la voz del productor y actor radial Orson Weels quien desde los estudios de la CBS de Nueva York, está iniciando lo que será una histórica adaptación de Guerra de los mundo; a esta vivida recreación de la novela de HG WeeLs, el genial productor Norteamericano le dará un caris noticioso suma mente realista interrumpiendo una supuesta transmisión bailable con frecuentes boletines de un observatorio, desde donde se informaban grandes destellos observados en la superficie de Marte. Para los escuchas, aquellos boletines eran absolutamente verídicos y por eso que cuando el reportero informo que un gran objeto llameante posible mente un meteorito habían caído en cierta granja en Trenton Niuyersi y esta zona había sido declarada en emergencia, mucha gente sintió presunta inquietud, era evidente que los acontecimientos en el planeta Marte y el arribo de aquel objeto sideral formaban parte de algo ominoso que estaba por ocurrir.

No tuvieron que esperar mucho, pues las noticias procedentes de Trenton eran cada vez mas alarmantes, mientras millones de neoyorkinos permanecían como clavados frente a sus radios receptores, el reportero en el lugar de los acontecimientos informaba con voz tensa que el objeto espacial estaba produciendo un raro sonido, magistralmente dirigido el narrador y utilizando efectos de gran realismo Weels logro hacer creer a los radios escuchas que una compuerta en aquel cilindro se estaba abriendo; a partir de aquel momento cundiría el pánico en toda la zona este de los Estados Unidos, según el narrador seres horribles con piel lustrosa como cuero húmedo y ojos inmisericordes, salían del cilindro disparando rayos caloríferos contra los curiosos allí presente.

De 7 mil soldados que habían acudido al sitio solo 120 escaparían con vida mientras aquellos seres de pesadilla arrasaban con todo en su avance por la campiña de Niuyersi, el propio locutor radial ubicado en un edificio cercano también sucumbiría ante las armas mortíferas de los marcianos; para entonces turbas presas del pánico, se habían echado a la calle abandonando casa edificios y negocios en un intento por escapar de los invasores, en las estaciones de policías y bomberos asi como por periódicos y radio emisoras, se intentaba calmar a la ciudadanía informándosele que era solo un programa radial, pero no había quien prestase atención pues calles avenidas y carreteras estaban abarrotas de gente y vehículos que escapaban, había sido tal el pánico que casi nadie pudo escuchar el final de aquella dramatización donde igual como ocurre en el libro de Weels, los invasores morían infestados por microscópicas bacterias terrestres que al invadir sus indefensos organismos acababan con ellos.

Ya finalizado el programa y suficientemente aclara do que solo eso un programa radial el desorden y confusión fueron dando paso al sentido común y Nueva York regresaría a la normalidad; como es de suponer tanto la cadena radial CBS como los patrocinantés del programa fueron demandados por millones de dólares, pero ellos no izo añadir más notoriedad al responsable Orson Weels de un solo y magistral golpe de genio aquel afán terrible de la radio Norteamericana se había convertido en leyenda, a un le quedaba por sacar de su sombrero de Nigromante otra magistral creación, el ciudadano obra cumbre de cine matografía moderna que junto con aquel programa lanzado programa al aire un 3 de Octubre de 1938 la afirmarían firme citrial en la historia del espectáculo.

has clik si la quieres oir narrada

dijo:

http://niu2.podomatic.com/player/web/2008-12-01T09_18_23-08_00


VN:F
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F
Rating: 0 (from 0 votes)
Categories: Peliculas Tags:

  1. Sin comentarios aún.


+ dos = 5